Finalmente tenía que suceder.

Sí, tenía que suceder… tenía que retomar el ejercicio que comencé hace ya seis años, cuando me decidí abrir este blog. Por qué hoy y por qué ahora, pues no lo tengo muy claro. Pero sé que tenía que comenzar a escribir nuevamente. Lo traigo en la cabeza desde hace más de tres años. NoSigue leyendo «Finalmente tenía que suceder.»

No estaba muerto,…

Queridos amigos, después de unas pequeñas vacaciones de cuatro meses sin escribir, creo que es hora de retomar mi carrera de escritor, (yeah, right!) Ya pasaron, abril, mayo junio y casi todo julio, perdí buenas oportunidades de contarles acerca de mi abuela Rosita y la recitación que me hizo aprenderme respecto del mes de abril,Sigue leyendo «No estaba muerto,…»

Aclarando,… amanece

Estoy empezando a entender lo difícil que es transmitir un mensaje de forma que la mayoría de los receptores entiendan más o menos lo mismo y que ese entendimiento vaya en línea con la intención original del emisor. Dicho en otras palabras, está canijo hacerse entender bien y de buenas, a la primera. Y esSigue leyendo «Aclarando,… amanece»