Y vuelve la burra al maizal.

“Si me muero en Murcia, que me entierren en México y si me muero en México, que me entierren en Murcia”, decía un viejillo exiliado español. Oiga y por qué, le preguntaban sus cercanos a lo que él respondía “no, nada más por joder”.  

(Chiste que me contó en innumerables ocasiones Alí Naranjo)

Acabo de recibir, hace unos segundos, una llamada de un organismo llamado Ética Ciudadana.

Vayan ustedes a saber quiénes son y qué representan en realidad.

La persona que me llamó, obviamente un trabajador de un “call center”, me preguntó si quería ser parte de una encuesta con fines electorales y como soy curioso le dije que sí, por lo que entonces, me hizo cuatro preguntas.

Primero me preguntó que si la elección para gobernador en -mi querido y adoptivo- Nuevo León fuese hoy, por quién votaría yo y acto seguido escuché una andanada de nombres seguidos del nombre de los partidos políticos que representan. Ante ello di el nombre del candidato por quien votaría.

Su segunda pregunta inició diciendo algo así como que la Sra. Ivonne Álvarez, quien resulta que es candidata del PRI a la gubernatura de Nuevo León, considera que hay que dar becas a niños y jóvenes en el estado y con ello contribuir al mejoramiento de la educación y luego me pregunta -y aquí viene la trampa-, que si yo considero importante que haya este tipo de iniciativas para mejorar la calidad de la educación de los jóvenes del estado.

Por supuesto que ante tal pregunta uno tendría que responder que sí, ya que casi, y subrayo el casi, cualquier cosa que se haga por mejorar los niveles de educación en el país, es algo que hay que apoyar.

Mi respuesta fue que no.

Acto seguido el joven me volvió a decir que la Sra. Álvarez está pensando crear un instituto o un mecanismo o un algo, para dar becas según las necesidades especificas de cada quien. O cosa similar.

La verdad es que me tiró un rollazo a toda velocidad, así es que estoy haciendo un gran esfuerzo por recordar lo básico.

Y nuevamente la pregunta y la trampa. Me algo así como dijo, “Considera usted importante que haya mecanismos que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los jóvenes”. Por supuesto que hay que decir que sí.

Nuevamente yo dije que no.

Finalmente el jovenazo encuestador me dijo que después de escuchar estas iniciativas, quería preguntarme nuevamente sobre mi intención de voto, soltó retahíla de candidatos lo más rápido de que pudo y yo volví a responder lo mismo que le había dicho desde el principio.

Como ya saben que soy bien preguntón, aquí van otras dirigidas a la susodicha candidata ojo claro.

¿Quién aconsejara a la Sra. Ivonne Álvarez a hacer estas encuestas y sobre todo a creerse el resultado de las mismas?

¿De verdad se piensa que por aventurar dos ideas uno va a decir, “guau, está señora sí que tiene ideas progresistas y diferentes” y sin mayor valoración o reflexión, en un lapso de dos, tres minutos voy a cambiar mi decisión de voto?

¿Por qué no mejor nos dice algo así como, “oiga, voy a transparentar la totalidad de la gestión gubernamental para que todo el mundo sepa en que se gasta el dinero que ustedes nos dan, y voy a asegurar la mayor eficiencia del gasto a través de tal o cual mecanismo y encima, si agarro a alguien haciendo alguna chapuza con el dinero, me voy a asegurar de que lo encierren en una mazmorra apestosa” y entonces sí preguntar si uno estaría dispuesto a votar por ella?

¿No se dan cuenta estos del PRI, de que con está mecánica, estas propuestas y este actuar, sólo confirman nuestra idea de que todos, absolutamente todos los que pertenecen al PRI son una panda de retrasados mentales?

Y así, ni como votar por ustedes, Ivonne, Adrián, Paco y todos los demás. ¡Guácala!.

Aunque ahora que lo pienso, creo que perdí una gran oportunidad.

Debí de haberle dicho al encuestador que sí, que cambiaba mi decisión después de haber escuchado las innovadoras propuestas de la güerita Ivonne,… nada más para joder y torcerles el resultado de su encuesta.

Así sea por un pelito solamente.

Monterrey, N.L. a 28 de marzo de 2015.

Publicado por JC Christy

Pasajero de esta nave llamada mundo,... deseoso de escribir, de compartir ideas, reflexiones, y lecciones aprendidas... con el reto de hacerlas sencillas e interesantes, buscando motivar, divertir, enseñar, aprender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: